Biometric Identity

México recibe más de 10mil solicitudes de visa como parte de la nueva caravana


Español | English

Los migrantes centroamericanos que buscan ingresar a los Estados Unidos a través de México han ganado mucha atención en los últimos meses debido a la formación de grandes caravanas de migrantes. Los migrantes, en su mayoría de Honduras, Guatemala y El Salvador, están tratando de solicitar asilo para escapar de la violencia, inseguridad y falta de oportunidades en sus países.

Los solicitantes de asilo deben probar que son perseguidos por al menos uno de los cinco motivos que dan derecho a protección: raza, religión, nacionalidad, opinión política o ser miembro de un grupo social en particular. Aunque se da prioridad a aquellos, que probablemente, enfrentan la violencia.

Los centroamericanos no encajan bien en estas categorías, pero la mayoría afirma que son perseguidos por ser miembros de un grupo social. Las pandillas tienden a atacar a mujeres, niños y adultos jóvenes no afiliados. Muchos simplemente buscan escapar de la pobreza extrema, aunque esto no es una solicitud válida de asilo.

La Caravana Migratoria 2018: Un Desafío para la Seguridad en las Fronteras Mexicanas

El Presidente de los Estados Unidos y su Congreso establecieron un límite anual para admisiones de asilo para cada región del mundo. En 2018, el límite total para solicitantes de asilo fue de 45,000, de los cuales solo 22,491 fueron admitidos. El límite para América Latina fue de mil 500 y solo 955 fueron admitidos. En 2016, 180,617 personas en todo el mundo solicitaron asilo, y solo 20,455 (11%) fueron aceptadas, por lo que no es nada fácil conseguirlo. 

A pesar de estas bajas probabilidades y los peligros del viaje, los migrantes centroamericanos lo continúan intentando, porque las amenazas de las pandillas representan un riesgo muy alto para su seguridad. En octubre de 2018, la primera de las caravanas de migrantes centroamericanos en llegar a la frontera de los EE. UU. tenía aproximadamente 7,000 personas. Quienes esperaban ingresar al país del norte a través de la frontera de Tijuana, en México; sin embargo, a la mayoría se les negó el ingreso a la unión americana.

Después de varias semanas de estancamiento político, el gobierno de la ciudad de Tijuana cerró los refugios temporales establecidos para alojar a los migrantes durante su espera en respuesta del gobierno americano y buscó reubicar a los inmigrantes en otras áreas o ayudarles a regresar a su país, pero algunos migrantes eligieron permanecer en Tijuana y acamparon en las calles en donde los refugios fueron cerrados. Como resultado de esta situación insostenible, comenzaron a surgir problemas de inseguridad en estas áreas.

Sin un sistema de seguridad confiable, los campamentos de migrantes pueden convertirse rápidamente en centros de inestabilidad. El desafío para las autoridades mexicanas es crear un sistema efectivo de seguridad y cubrir  las necesidades físicas y sociales en un campamento de migrantes. El hecho se ve agravado por los constantes cambios demográficos de las poblaciones migrantes. El conocimiento pleno de la situación es por tanto un objetivo desafiante que las autoridades mexicanas encargadas de la seguridad deben buscar alcanzar.

México Contempla el Enrolamiento Biométrico para el Tramite de Visas a Migrantes

En enero de 2019, una nueva ola de migrantes centroamericanos formó una segunda caravana y ahora se dirige hacia la frontera de México con los Estados Unidos. Las autoridades mexicanas afirman que más de 10 mil personas han solicitado visas para cruzar la frontera sur y están trabajando para otorgar documentos legales a los miembros de la población migrante en rápido crecimiento.

Si los migrantes viajan juntos, el convoy podría exceder el tamaño de la última caravana, pero este movimiento está menos organizado que el anterior. Los migrantes en la primera caravana viajaron juntos por seguridad y en parte para evitar su arresto. Por el contrario, el grupo actual de migrantes tiene documentos legales y es muy probable que se disperse cuando haya entrado a México.

Las autoridades mexicanas tienen la oportunidad de prepararse mejor para administrar la nueva caravana de migrantes mediante la implementación del uso de la biometría como parte del proceso de solicitud de visas. El establecimiento de un registro biométrico de población es el primer paso para garantizar la seguridad y la estabilidad en un campamento de migrantes, así como la seguridad de la población local donde se establece el campamento. Cuando las autoridades saben quién reside en un campamento, pueden comenzar a vigilarlo de manera más efectiva y así planificar la prestación de servicios, mientras administran las necesidades sociales de la población.

Biometría: Esencial en la Gestión de Identidad de Migrantes

Mantener registros de población de manera confiable es crítico para las organizaciones de ayuda externa, muchas de las cuales necesitan conocer las características y escala de los flujos de migrantes antes de comprometer fondos de ayuda. Dada su naturaleza transitoria, así como la infraestructura anticuada que deben usar los migrantes, los documentos físicos que portan, rara vez son una opción confiable para establecer o verificar la identidad.

Los documentos de identidad por sí solos son una solución imperfecta para la gestión de las poblaciones migrantes porque  pueden perderse, ser robados, alterados o falsificados. Además, el costo asociado a la creación y distribución de tarjetas de identificación las hace menos atractivas para las autoridades de seguridad.

La biometría está emergiendo como el nuevo estándar en la gestión de identidad para los campamentos de refugiados y migrantes. Promovidos por las Naciones Unidas, los datos biométricos han demostrado rápidamente su valor para establecer y mantener las listas de población, que son la base de la seguridad de los campamentos de migrantes y la prestación eficiente de servicios.

La captura digital de datos demográficos y biográficos, así como la verificación de datos biométricos como huellas dactilares, iris y características faciales de las personas, ofrecen a las autoridades de seguridad la capacidad de lograr sus objetivos de manera más eficiente y efectiva. Las autoridades también tendrían la opción de realizar verificación de antecedentes contra sus propias bases de datos criminales, o bien contra bases de datos internacionales, incluidas las del Interpol y el FBI, esto con el fin de garantizar la seguridad en los campamentos y de la población local.

Una Fuerte Solución Biométrica Ofrece:

  • Conocimiento de la Situación: crear un registro de población confiable para habilitar una política de seguridad basada en datos.
  • Prestación de Servicios Dirigida: definitivamente establece la elegibilidad para servicios que incluyen comida, vivienda, atención médica y educación.
  • Eliminación del Fraude de Identidad: proteger a los migrantes y refugiados de la explotación, utilizar los fondos de ayuda de manera efectiva, evitar la infiltración a los campamentos desde el exterior.
  • Gestión de la Seguridad: monitorear el flujo de gente de manera efectiva y eficiente a través de los campamentos.

Los campamentos de refugiados y migrantes a menudo representan una mezcla complicada de intereses. Las autoridades de los países anfitriones, las organizaciones internacionales, las organizaciones no gubernamentales y los propios migrantes y/o refugiados tienen diferentes objetivos y motivaciones, todos los cuales tienden a converger en torno al tema de la identidad. Al establecer un sistema sólido y confiable para la gestión de identidad, las aplicaciones biométricas satisfacen las necesidades superpuestas de los diferentes grupos de migrantes.

Implementando este tipo de solución, las autoridades mexicanas tendrían la capacidad de conocer la situación que necesitan para brindar la adecuada seguridad y protección a la caravana de migrantes y a sus propios ciudadanos, al tiempo que minimizan el riesgo de inestabilidad. Al instaurar una base de conocimientos definitiva sobre quién es quién en la caravana de migrantes, las autoridades pueden garantizar que se mantenga el orden y que los servicios se presten de manera adecuada.

Los organismos internacionales se asegurarían así de que los recursos que invierten en un campamento de migrantes se utilicen de manera eficiente y podrían confirmar que sólo aquellos individuos elegibles reciben estos beneficios. La biometría permitirá a las organizaciones internacionales monitorear y evaluar sus programas con datos verificables y en tiempo real.

Las organizaciones no gubernamentales (ONG) podrán demostrar a sus donantes y al público que sus programas tienen un impacto tangible. Al establecer la elegibilidad para la ayuda, las ONG pueden tener la seguridad de que los fondos y programas están llegando a los individuos previstos.

Los Beneficios se Extienden a los Migrantes

Los propios migrantes reciben el beneficio más importante de todos, incluyendo la seguridad, los recursos y los servicios significativos que carecían en su país de origen. Tras huir de la inestabilidad económica, los traumas de la violencia, la inseguridad, el hambre y los desastres naturales, necesitan la estabilidad de un sistema que satisfaga sus necesidades básicas de manera eficiente.

Los datos biométricos eliminan la corrupción, la inestabilidad y la incertidumbre, que desafortunadamente son un sello distintivo de los campamentos de migrantes y refugiados en todo el mundo. Con la biometría, estas personas recibirán de manera confiable la atención y los servicios que merecen.

Jorge Garcia-DelaTorre is a Senior Solutions Engineer at Crossmatch. He is an expert in security, strong authentication, biometrics, video analytics and identity management in projects related to; border control, voter registration and identification, migrant and refugee management, benefits distribution, military and law enforcement. He has over 20 years of experience in the security industry with companies such as McAfee, Phoenix IVS, and Behavioral Recognition Systems (BRS LABS). Prior to joining Crossmatch, Jorge was the Solution Architect for BRS Labs where he was the lead solutions engineer delivering the video analytics system deployed after the Boston Marathon bombing.

Jorge has a Bachelor of Science in Industrial and Systems Engineering from the Universidad Tecnologica de Mexico and is fluent in English and Spanish.

Biometric Identity
Fingerprint Image Capture Quality
Biometric Identity
Retail Loss Prevention Strategies – Part I
Biometric Identity
Should Children Be Fingerprinted?